Cómo fue el primer aporte de Ángelo Calcaterra a una campaña de Cristina Kirchner

0
108

Fue para las elecciones presidenciales de 2007. Depositó el máximo que permitía la ley y se convirtió en uno de los mayores aportantes para la fórmula del Frente para la Victoria.

Ángelo Calcaterra se presentó ante la Justicia para declarar como «imputado colaborador». El ex dueño de la constructora Iecsa y primo del presidente Mauricio Macri reconoció el pagó de aportes ilegales a ex funcionarios kirchneristas para las campañas electorales de 2013 y 2015. Calcaterra se hizo cargo de que esos pagos irregulares que ejecutaba el ex CEO de Iecsa Javier Sánchez Caballero se hacían por orden suya.

Pero esas campañas no fueron las únicas en las que aportó Calcaterra. En las elecciones de 2007 desembolsó 398.948 pesospara la campaña presidencial de Cristina Kirchner que llevaba como vicepresidente a Julio Cobos. Los fondos, esa vez, fueron en blanco y quedaron registrados en las planillas de aportes de campaña que el FPV presentó ante la Justicia Electoral.

Calcaterra los aportó a través de la desarrolladora inmobiliaria Creaurban que había comprado unos meses antes cuando Franco Macri decidió venderle su conglomerado de negocios -que incluía la constructora Iecsa- para que él administrara las empresas de la familia. El primo de Macri en ese momento no puso más porque la ley no se lo permitía. Así se convirtió en uno de los empresarios que más aportó para el FPV en 2007.

En esas elecciones el kirchnerismo recaudó unos 10 millones de pesos de diferentes empresarios según el informe que presentó ante la Justicia Electoral.

En 2008, un año después, la recaudación de la campaña presidencial kirchnerista quedó salpicada por el escándalo de la efedrina. Tras el triple crimen de General Rodríguez -en el que fueron asesinados Sebastian Forza, Damian Ferrón y Leopoldo Bina- se destapó un escándalo de irregularidades de aportantes vinculado a los laboratorios.

Uno de los que aportó en esas elecciones fue Sanford Salud, que pertenecía a Solange Bellone, la esposa de Sebastián Forza. La empresa depositó $ 200.000 para la campaña K.

Con el kirchnerismo en el poder, Iecsa logró varios contratos, y hasta se quedó parte del soterramiento del ferrocarril Sarmiento, que incluía un consorcio de empresas entre las que estaba Odebrecht, investigada por los pagos de coimas a funcionarios en la Argentina y el mundo.

Y también llegó a conformar una UTE junto a Austral Construcciones, de Lázaro Báez, y la empresa china Sinohydro Corporation. Buscaban quedarse con la construcción en el sur de la represas Néstor Kirchner y Carlos Cepernic. Pero el negocio no avanzó y no llegaron a trabajar en conjunto.

El Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here