¿iPhone mojado? ¡No entres en pánico!

0
24

¿Tu iPhone se cayó a agua? ¡No entres en pánico! Esta no es la sentencia de muerte de tu smartphone. Dependiendo del daño que haya sufrido, hasta es posible dejarlo como si nada hubiese pasado.

Sin embargo, hay que ser ágil y manejar la situación con inteligencia. El proceso de recuperación conlleva formas de eliminar el agua en el exterior y en el interior del equipo. Cuanto más tiempo esté el líquido en contacto con los componentes del equipo, más dificil va a resultar su recuperación.

A continuación te contamos todo lo que tenés que hacer para rescatar tu iPhone. ¡No te lo perdas!

¡No uses el celular mojado!

Cuando ocurren accidentes de este tipo, la primera reacción siempre es agarrarlo para verificar que funcione correctamente. Grave error. Cuando tu equipo entre en contacto con líquidos de cualquier tipo, lo primordial es apagarlo. El uso del celular mojado seguramente genere cortocircuitos y fallas que comprometan la integridad y el funcionamiento del aparato.

Retirá todos los accesorios

Una vez que el equipo esté apagado, retirá la funda o cover y asegurate de quitar el chip inmediatamente. Estos pequeños recovecos funcionan como acumuladores de líquido y resultan contraproducentes a la hora de secar el equipo. Con respecto a la batería, dado que los iPhones son sellados, no tenemos más remedio que dejarla colocada.

Secá el exterior

Poné el equipo boca abajo y sacudilo para retirar la mayor cantidad posible de agua de todos los espacios abiertos, como el conector del cargador, de los auriculares y la ranura del chip. Es clave que no utilices en esta instancia secadores de pelo ya que podrían calentar y dañar los componentes del equipo.

Secá el interior

Una vez que el exterior del equipo se encuentre seca, incluyendo la pantalla, llega el momento de eliminar el líquido contenido en el interior. Para esto, es recomendable contar con cualquier material absorbente que logre secar el interior luego de una larga exposición al mismo. A continuación de contamos cuáles son los más comunes y los que mejores resultados dan.

Arroz

Un consejo muy habitual y de público conocimiento ante este tipo de accidentes, es sumergir el equipo en un recipiente lleno de arroz curdo y dejarlo por un par de días. La ventaja de este método es que se consigue prácticamente en cualquier casa o comercio, y es un gran absorbente. Sin embargo, los granos de arroz pueden atascarse en los orificios del equipo, por lo cual te recomendamos que tengas cuidado al retirarlo.

Sílica gel

En general, utilizar sílica gel se considera el método más eficiente para absorber la humedad del interior de un celular. Podés encontrar sílica gel en pequeñas bolsas incluidas en el interior de lentes y cámara fotográficas y demás artefactos de electrónica. Si bien este material es más difícil de conseguir, en contacto con tu equipo por un tiempo prolongado logrará absorber el líquido y la humedad con éxito.

¡Se paciente!smartphone celular agua

Independientemente del método elegido, no caigas en la tentación de retirar el equipo del recipiente con arroz o sílica gel para ver si volvió a la vida. Deja el equipo tal como está sumergido en absorbente al menos 48 hs continuas. Retirarlo antes de tiempo y verificar si funciona comprometerá seriamente la recuperación de todos sus componentes y su consecuente buen funcionamiento.

Probá tu iPhone

Luego de esperar 48 horas, verificá que el equipo esté seco, poné tu tarjeta SIM, prendelo y verificá si funciona correctamente. Dependiendo del daño producido por el líquido y del tiempo que el equipo haya quedado sumergido, es probable algunos circuitos internos y componentes se hayan dañado de forma irreparable.

En estos casos, te sugerimos que lleves el equipo a un servicio técnico oficial y especializado, para que puedan indicarte si es conveniente reemplazar determinados componentes.

De todas formas, si seguiste nuestros pasos, es altamente probable que el equipo funcione correctamente luego de un tiempo de secado prolongado.

Evaluá el funcionamiento de tu iPhone

Si al encender el equipo notás que el mismo funciona adecuadamente, te sugerimos que estés atento a su funcionamiento los días posteriores. Es posible que el equipo funcione bien al principio, y que empiece a fallar con el correr de los días. Un problema frecuente ante este tipo de accidentes es el deterioro en el funcionamiento de la batería varios días después del incidente.

Eso es todo. Con un poco de suerte, si seguís nuestros consejos, el susto va a pasar en unos pocos días y tu iPhone va a seguir funcionando con total normalidad.

¿Tuviste alguna vez accidentes de este tipo? ¡Contanos tu experiencia!

 

The post ¿iPhone mojado? ¡No entres en pánico! appeared first on Trocafone.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here