‘Le dijo que era una lección, que lo había mandado Dios’: la estremecedora historia de la violación a una niña de 12 años en Argentina

0
19

Una niña de 12 años fue violada en la noche del sábado en Argentina

“Le dijo que no gritara. Que no tuviera miedo, que era una lección porque no tenía que andar de noche, que a él lo había mandado Dios”, relata Laura (nombre ficticio para proteger su identidad), madre de una niña de 12 años que el pasado sábado fue violada en Marcos Paz, en Buenos Aires, Argentina, y cuyo caso ha sacudido al país. 

La mamá habló para el canal argentino C5N y contó cómo habían sucedido los hechos aquel día. Dijo que el viernes llegó cansada de trabajar y se acostó mientras su hija estaba con una amiga en su dormitorio. Después las chicas salieron, algo que calificó como “una travesura”.

Ya de madrugada, cuando ambas iban de vuelta, la madre dijo que su hija le contó que se cruzaron con un hombre que les pidió la hora, y ellas se la dieron y siguieron caminando. Después, desde una furgoneta las ‘invitaron’ a subirse, lo que hizo que las dos adolescentes se atemorizaran. Ahí se separaron pues, según contó, la amiga prefirió ir por otro camino que creía que era más seguro.

Según este relato, cuando la menor estaba cerca de casa de su abuela, se dio cuenta de que el mismo hombre que minutos antes le había preguntado la hora la estaba siguiendo. Ella echó a correr y él corrió detrás hasta que logró alcanzarla y “la agarró”. “Ella está toda lastimada”, dijo la madre y añadió que el hombre instaba a la niña a no gritar.

El hombre que la violó le dijo que era un enviado de Dios y que “si no era él, habría sido otro y la habría matado”, contó la madre en televisión. Relató que la menor estuvo todo el tiempo boca abajo, maniatada, y que, cuando el agresor acabó, le robó el móvil y le dijo que contara hasta 100 antes de salir del descampado al que la había llevado. “Cuando ella se levantó él no estaba y pidió ayuda a dos chicas”.

La Fiscalía difundió esta semana imágenes de una cámara de seguridad de un local cercano en el que se ve el momento en el que la joven corre y un hombre la agarra fuerte. La imagen de la pequeña está difuminada para proteger su intimidad, pero se decidió difundirla para obtener ayuda para localizar al agresor, quien, según confirmó la Fiscalía a CNN en Español este viernes, aún no ha sido detenido.

La menor fue ingresada en un hospital para hacerle los pertinentes estudios médicos, donde se confirmó la agresión sexual, explicó la Fiscalía a CNN en Español. La niña ya está en su casa aunque cuenta con ayuda tanto del hospital como de la institución judicial, indicó la Fiscalía.

Mientras tanto, la Dirección Departamental de Investigación se encarga de monitorizar las llamadas de personas que creen tener alguna pista sobre el agresor e investigan cada caso uno por uno, señaló la Fiscalía.

Fuente: https://cnnespanol.cnn.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here