mayo 8, 2021

Argentina Al Dia

Noticias e Información de Argentina

Las fuerzas armadas bolivianas contradijeron a Evo Morales y elogiaron la presencia militar argentina en la frontera

El presidente del país vecino había acusado a la Argentina de querer amedrentar con «una base militar».

El paso fronterizo entre Argentina y Bolivia. Foto archivo: Marcelo Carroll.

Las Fuerzas Armadas de Bolivia se manifestaron de manera contraria al presidente Evo Morales, quien consideró que con la militarización argentina de la frontera norte, este gobierno busca “amedrentar” a su país. Pero además, Morales se hizo eco de una versión del kirchnerismo jujeño de que los argentinos estaban levantando un “base militar” en el límite con Bolivia, que el ministro de Defensa Oscar Aguad desmintió de manera tajante.

Según se informa este viernes desde La Paz, el Comandante de las Fuerzas Armadas bolivianas, Yamil Borda, afirmó que recibió información de movimientos de tropas por la Quiaca (Argentina), a la altura en su país de Villazón. De hecho Buenos Aires ya había informado que son tropas militares que ayudarán a las fuerzas del ministerio de Seguridad para combatir el contrabando y el narcotráfico. «Es la política de Defensa de ese Estado, se respeta lo que el Estado (Argentina) quiere hacer (…). No es una amenaza y nada«, señaló Borda citado por el diario El Día.

Entre tanto, el vicecanciller Daniel Raimondi y el embajador en Bolivia Normando Alvarez García mantenían este viernes conversaciones con los bolivianos aquí y allá para entender las razones por las que Morales se pronunció así. Buscan aclarar dudas, dijeron. Alvarez García habló este viernes con los periodistas y volvió a negar que hubiera una base o cualquier «injerencia extranjera». “Los que hacen las Fuerzas Armadas es un trabajo muy importante de colaboración con técnicas, drones, radares”, dijo. Lo que se está haciendo es un Es un «proyecto continuador de otro anterior, del gobierno anterior, en el 2012, 2013, que se llamaba Escudo Norte y que era muy similar», agregó.

El embajador Álvarez sostuvo que Argentina es un país pacifista que no avanzaría sobre la soberanía de Bolivia y negó que su actual gobierno tenga una actitud de avasallar.

Aclaró que tampoco hay ni habrá una base en la Quiaca, sino solamente es un despliegue de 50 uniformados.

Por su parte, el agregado militar argentino, coronel Paulo Pardo, recordó que por norma los militares argentinos no pueden participar directamente de la lucha contra el crimen, sino solamente «prestan apoyo logístico, transporte y comunicaciones a las fuerzas de seguridad que sí están llamadas a combatir los delitos transnacionales».

No se descarta una conversación entre los cancilleres Fernando Huanacuni y Jorge Faurie, que este viernes está en Brasil.

Según un periodista boliviano, Evo estaba muy molesto por un informe reciente de las Naciones Unidas que da cuenta del incremento de la producción de droga en su país. Además, se ha manifestado abiertamente con la idea de que hay una conspiración política contra la izquierda -en «la que participa» Estados Unidos- contra gobiernos como el suyo, el de Lula Da Silva y Cristina Kirchner.

«No estoy de acuerdo con lo que hizo estos últimos días Argentina, militarizar la frontera con Bolivia, en La Quiaca, al frente de Villazón», señaló Morales en un discurso, según afirmó el diario La Razón.

Para Morales, «lo que hacen (los argentinos es) amedrentar. Intentarán asustarnos, no nos vamos a asustar, somos un pueblo unido, son fuerzas sociales. Intentarán como sea amedrentarnos, no van a poder».

Sin embargo, consultado por Clarín el jueves, el subsecretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa, José Luis Vila, negó de manera terminante que haya cualquier tipo de base militar construyéndose o planes de construirse​. Señaló: «Se desmiente categóricamente que se esté construyendo alguna base en esa frontera, ni la que se menciona en fuentes periodísticas ni en otras».

Fuente: https://www.clarin.com