abril 18, 2021

Argentina Al Dia

Noticias e Información de Argentina

Las crisis en Argentina, Brasil, Turquía y Sudáfrica preocupa a los inversores.

La presión en los mercados emergentes pasó de las monedas a las acciones.

Los bancos de Turquía necesitan una refinanciación de US$6.000 millones La presión en los mercados emergentes pasó de las monedas a las acciones en la sesión de Asia el miércoles, ante las perspectivas de que unos mayores costes de financiamiento reduzcan el atractivo de empresas que se han beneficiado de un crecimiento más rápido que en el mundo desarrollado. El índice MSCI EM Asia de acciones caía 1,2 por ciento a las 1:52 de la tarde en Hong Kong.

Los índices de referencia en Jakarta y Manila bajaban 3,3 por ciento y 1,8 por ciento, respectivamente. La rupia, una de las monedas más vulnerables de la región, debido a las necesidades de financiamiento externo de Indonesia, registraba pocos cambios tras registrar el martes su mayor baja desde la crisis asiática. El catalizador es el continuo fortalecimiento del dólar, que encarece los servicios de obligaciones en moneda extranjera para los deudores desde Brasil a Malasia, pasando por Sudáfrica.

El tono negativo ya se impuso el martes, después del informe de sólidas cifras de manufacturas en Estados Unidos, que alimentó las perspectivas de que la Reserva Federal continuará con el ajuste monetario; a lo que se sumó la noticia de que la economía de Sudáfrica cayó en recesión. “Es un tema que tiene que ver cada vez menos con los fundamentos de los mercados emergentes”, dijo Sameer Goel, líder de estrategia macro en Asia para Deutsche Bank AG en Singapur, en una entrevista con David Ingles para Bloomberg TV. “Cada vez más es acerca del contagio, que aumenta por los activos cruzados y la presión por rescates”, iliquidez y reacciones políticas, afirmó.

Las acciones en Indonesia ampliaron sus caídas por quinto día, mientras las autoridades han salido en defensa de la rupia a través de medidas como un alza de la tasa de interés, que amenaza con desacelerar a la mayor economía del sudeste asiático. Las acciones en Filipinas aumentaron sus pérdidas, después de que un informe revelase que la inflación -impulsada en parte por la depreciación de su moneda- subió un 6 por ciento el mes pasado, lo que anticipa futuras alzas de tasas de interés. «Los inversores se han vuelto más selectivos, y los países con noticias negativas, como un crecimiento económico más débil, balances externos negativos y una inflación alta, arriesgan una mayor salida de capitales”, dijo Koji Fukaja, máximo responsable de FPG Securities Co. en Tokio.

Fuera de Asia, la preocupación es que el banco central de Turquía no haga lo suficiente en su reunión de la próxima semana para recuperar la confianza. El escenario económico de Argentina se ha deteriorado, a pesar de que el Gobierno está negociando con el FMI para acelerar los desembolsos de una línea de ayuda. El índice de MSCI Inc. de monedas emergentes cayó para encaminarse hacia su menor nivel en más de un año. El dólar, por el contrario, se acerca a su mayor nivel en más de un año, después de que un índice de producción de manufacturas en Estados Unidos tuviera su mejor registro en casi 14 años.

A medida que las tasas de interés suben en Estados Unidos, los temores de los inversores sobre riesgos en los mercados emergentes han ido en aumento, desde los problemas fiscales en Argentina, los déficits gemelos en Turquía, las conflictivas elecciones en Brasil y la reforma en la distribución de tierras en Sudáfrica. Las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer tarifas a productos de ese país por US$200.000 millones a partir de este mismo jueves, tampoco ayuda.

Fuente: http://www.perfil.com