junio 20, 2021

Argentina Al Dia

Noticias e Información de Argentina

Gas: cambian la normativa para cortes de suministro

El Ente Nacional Regulador del Gas aprobó una nueva normativa para cortes a usuarios ante desperfectos.

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Tener el olfato afilado y oler “a gas” se estaba convirtiendo en un suplicio para los argentinos. Y es que era “vox populi” que llamar al prestador del servicio significaba pasar meses (más de un año a veces) sin el preciado servicio. Un vecino de Palermo se quejaba: “Mi encargado me dijo que esto iba para largo… Y tenía razón. Metrogas vino porque un vecino los llamó después de sentir olor a gas. La empresa descubrió la pérdida y nos cortaron el servicio”.

Referente a esto, en el día de ayer se dio a conocer la Resolución 82/2019 del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) aprobando una nueva normativa para el “Procedimiento para la revisión técnica de las instalaciones internas domiciliarias de gas existentes”.

A partir de la nueva Norma Argentina del Gas (NAG) con alcance nacional, se podrá hacer la reparación de defectos en instalaciones internas manteniendo la provisión del servicio sin cortes, siempre que ello no implique peligro para los usuarios. La norma cubre aspectos no previstos y complementa la NAG 200, que data del año 1982.

El inspector deberá distinguir, por un lado, si existe o no un peligro concreto para los usuarios a la hora de cortar el suministro. Y tendrá otras instancias, como la de bloquear el artefacto defectuoso.

Según se detalla en el Anexo, el provedor del servicio deberá distinguir si los defectos encontrados son “principales” o “secundarios”. Los defectos principales se refieren a “Apartamientos normativos que representan un riesgo inminente a la seguridad y salud de los ocupantes de la vivienda, o de terceros, y que es necesario eliminar en forma inmediata”. En tanto, los secundarios, serán “aquellos que, por su propia naturaleza, no representan un riesgo inminente a la seguridad y la salud de los ocupantes de la vivienda, o de terceros. Estos defectos deben ser regularizados en un plazo de noventa (90) días corridos; en caso contrario, la Prestadora debe proceder a la clausura del artefacto o al corte del suministro”.

En la actualidad, los distintos trámites y procedimientos vinculados a las inspecciones de gas pueden dejar a un edificio sin servicio entre seis meses y un año. Según Metrogas, en 2017 había 4000 edificios sin servicio sobre un total de 1,6 millones de usuarios en la Ciudad de Buenos Aires. Pero son trámites engorrosos, sobre todo en el caso de los consorcios.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Fuente