Victoria pírrica en Neuquén

0
63

Por Alejandro Enrique para Noticias La Insuperable ·

La primera prueba electoral del año se definió a favor de un partido provincial contaminado por el macrismo. De antemano, a la jerarquía filo-cambiemista del Movimiento Popular Neuquino (MPN) poco le importaba el manto de sospecha que caería inexorablemente sobre unos comicios signados por el voto electrónico. Y a la cúpula del PRO, en trance de subrayar la subalternidad plena de cualquier elemento proveniente del radicalismo, mucho menos la suerte de Quiroga, que fue en metrobús al muere.

Gutiérrez confió en las colectoras, en las operaciones a escala nacional de Cambiemos y en la tabla de salvación que podría representar el nuevo sistema de sufragio ante un eventual “cabeza a cabeza”.  La porfía en la imposición del voto electrónico siempre es sospechosa, más cuando proviene de oficialismos que desoyen a los expertos de máxima reputación. El aval opositor a los comicios digitalizados, una temeridad que se paga, por lo menos, con incertidumbre, broncas y desilusión de la militancia.

VotoElec

La derrota de Cambiemos encabezada por Horacio Quiroga y la buena elección de Rioseco-Martínez quedaron opacadas por el macrismo contaminante que supo montarse a lomos del MPN, que desde la década del sesenta jamás perdió una elección a gobernador. Hizo, como suele suceder con la nueva derecha, suya la ciber-consigna #GutiérrezEsMacri. Una inversión de banderas  oportuna a un precio muy bajo: la entrega de la cabeza de Pechi, jibarizada por aliados políticos y comprovincianos al tamaño municipal del vecinalismo más intrascendente.

Resultado de imagen para horacio pechi quiroga
Horacio “Pechi” Quiroga

El vaivén lo capitalizó un ánima política, Jorge Sobisch, que logró corporizarse de nuevo gracias a los resabios castrenses que por un rato olvidó mimar el cambiemismo. Como inquilino de la Democracia Cristiana se alzó con el diez por ciento de los votos, cifra nada despreciable para una figura fantasmal cuyas aspiraciones hasta no hace mucho se reducían a atusarse los bigotes en el porch de su chalet de Mari Menuco. Este resurgimiento no debería sorprender en un contexto de revalorización mediática del estilo autocrático.

Resultado de imagen para neuquen voto electrónico colectoras

Colectoras

Aunque no hubo grandes sorpresas en Neuquén, el siempre triunfante MPN esta vez tuvo que pagar algunas de las facturas de la injerencia macrista. A la pérdida de tres bancas en la legislatura se le sumó la más baja performance histórica del partido, sólo disimulada por el efecto de las listas colectoras, situación nada halagüeña para un movimiento poco acostumbrado a la estrechez comicial. Sería un error garrafal subestimar las señales dadas por el electorado neuquino. La victoria de Omar Gutiérrez tuvo mucho de pírrica.

SobNqN

 

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here