La fiesta inolvidable

0
126

SÁTIRA | Por Onó, el Insuperable ·

Nada faltó en la impecable gala democrática del Macrismo Peculiar Neuquino.

¡Cuánta alegría y cuántos festejos compartimos con mis queridos nikkei del Comahue! Antes de la elección que, con la bendición del Estadista, consagrara otra vez al carismático Omar Gutiérrez disfrutamos un encuentro de perfeccionamiento en bonsái de álamo, una actividad reconfortante y útil. Nos acompañó como invitado de honor un representante de la muchachada intelectual del PRO neuquino, Leandro López. Su habilidad en la poda de brotes radicalizados mereció nuestro aplauso.

Después, con los jóvenes nikkei y los entusiastas acólitos de Leandrito, visitamos el inmaculado centro de cómputos. Nada había quedado librado al capricho del votante irresponsable. Los jóvenes ingenieros de prosapia nipona dieron una mano en los retoques finales del hardware y el software que sería sometido a la manipulación plebeya.  Nos fuimos con la certeza de que todo estaba a punto para la fiesta democrática del domingo que, como Dios manda y al mejor estilo de Peter Sellers, juzgamos resultaría inolvidable. No nos equivocamos.

 

Resultado de imagen para leandro lopez neuquen
Pechi, Mauri y Lean

Las bondades de un paraíso petrolero son infinitas. Por eso, antes de asistir al sushi que la Asociación Loperfidiana local había organizado en mi honor, me hice de la divisa azul del Macrismo Peculiar Neuquino para llenar el tanque de mi humilde vehículo y hacer la previa al banquete recorriendo la urbe a cuenta de Vaca Muerta.

Solamente opacaban el brillo de Avenida Argentina los desharrapados artesanos que la blandura de Pechi dejó proliferar cual plaga en una ciudad ávida de pureza áurea. La añoranza del otro Horacio ─nuestro Haracito─ me asaltó ahí mismo. Al instante comprendí las razones del correctivo que Mauricio había decido aplicarle a este intendente que no caprichosamente reprobó la evaluación de pureza de sangre. Aunque Leandro me había anticipado los desvíos quiroguianos, el paseo tuvo el efecto de una epifanía.

Resultado de imagen para neuquen av. argentina artesanos

Tras el opíparo sushi tuve una reunión secreta con un paladín del orden que siempre fue mi debilidad en la perla patagónica: don Jorge. Le obsequié una botella de sake que ni lerdo ni perezoso abrió de inmediato para el brindis del reencuentro. El Resultado de imagen para bonsai de alamoemblemático bigote cano se destacaba minuto a minuto gracias al tono rojizo de la nariz reconfortada por la noble bebida oriental 酒. Le di la certeza de un resultado digno para su patriada en las urnas. También le prometí gestiones para organizar la cumbre con Pato una vez se hubiese aplacado la euforia electoral de su provincia. ¿Qué menos podía obsequiarle a este prócer de la neuquinidad? El bonsái de álamo no era suficiente. Nos fundimos en el abrazo fraterno que hermana a la gente de orden. No escatimé reverencias.

Resultado de imagen para chani sapag fiesta Resultado de imagen para jorge sobisch Resultado de imagen para voto electronico neuquen

Con el deber cumplido aguardé el triunfo de Omar, que festejé con Chani en velada galante. La ominosa sombra K de Rioseco y Martínez ya había pasado a la historia chica del Comahue. Con los resultados del escrutinio provisorio como trofeo regresé a la ciudad PRO por excelencia, el edén porteño que construyeron El Estadista y sus fieles discípulos. Neuquén nos dio una lección patriótica: ningún recurso es despreciable cuando se trata de pulverizar al populismo. ¿O no?


 

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here