Banalización pedagógica

0
64

Por Gabriel Brener y Gustavo Galli para ALAI ·

Ni siquiera alcanzan la estatura del profesor Neurus quienes pretenden (de) formar a lxs docentes de la provincia de Buenos Aires. Un fondoblanco de neuromanía burlándose de quienes estudian y avanzan con seriedad en ese campo científico y a remolque del prestigio de la ciencia descienden brutalmente al subsuelo de la banalización del acto educativo. Si el acto pedagógico supone la humanización del otrx, aquí se muestra en pocas horas la inferiorización de la alteridad como concreción bizarra de la banalización educativa.

Se trata de una mediocrización de la pedagogía que (creemos) debe espantar hasta a lxs propixs educadorxs que adhieren a estas políticas de gobierno o forman parte de sus usinas de provisión de funcionarixs educativxs, incluyendo a varias fundaciones.

En el mes de enero de 2019 la directora provincial de formación continua, Victoria Zorroaquin de Pereyra Iraola echó vía correo electrónico a 36 capacitadores de los Equipos Técnicos Centrales, todos con amplia trayectoria y profundo conocimiento del sistema educativo de la provincia de Bs. As. El día 12 de marzo de 2019 desde esa dirección se citó a una jornada de capacitación, a los equipos técnicos regionales que, desde el año 2006, tienen a cargo la tarea de capacitar a docentes de todos los niveles y modalidades de la provincia de Buenos Aires.

Victoria Zorroaquín de Pereyra Iraola es además directora ejecutiva de Educere, una asociación civil que “propone programas que van a la escuela para lograr equipos de educadores que puedan autogestionar su propia institución”. Educere junto a la Fundación Varkey han firmado en 2016 un convenio millonario con el Ministerio de Educación de la Nación para capacitar a directivos de escuelas de 4 provincias con el Programa de Liderazgo e Innovación Educativa1. Otro caso más de atención por las dos ventanillas.

Los desayunaron con recreos cerebrales, confirmando a cada presente que en la escuela hay cerebros con cuerpos , y ponderando la figura del personal trainer sugieren realizar respiraciones profundas para oxigenar el cerebro( sic) así como “utilizar las músicas de “Rocky” y “Superman” para comenzar las clases, Chopin para cuando lxs niñxs tienen situaciones conflictivas, Mozart para tranquilizar niñxs durante lxs exámenes, Ricky Martin para “energizarlos” y Queen para las “actividades rutinarias” testimonio de una docente que presenció dicha jornada.

Si lo anterior intentásemos digerirlo imaginando que es un nuevo guión para Capusotto, la realidad nos cachetea al confirmar su condición de verdad con el ejemplo que dio la capacitadora en su esforzada traducción didáctica para que logren comprenderla: “el recreo cerebral de las mujeres es el shopping”.

Reducir al otro a su cerebro, ya no solo supone una burla, a esta altura del siglo XXI sino esa torpeza ignorante de quien detenta el poder de la aristocracia criolla y la inferiorización del otrx como concreción de un dispositivo de disciplinamiento neoliberal para un tiempo de ajuste brutal. Del bolsillo docente, pero en especial de la condición de sujeto que enaltece la tradición centenaria de lucha y dignidad del normalismo argentino, así como de la lucha estudiantil, recogiendo la herencia de La Reforma del 18, la resistencia y carpa blancas de CTERA al noventismo depredador, agigantando los zapatos de Isauro Arancibia, la noche de los lápices que nos revienta los pechos de orgullo y alimenta el aula de cada mañana, contra viento y huracán según el relato oficial, que nosotrxs sabemos que no tiene nada de climático y natural.

En un claro procedimiento de jibarización pedagógica, la Sra. Lucrecia Prat Gay, responsable de esta jornada, propone “educar las emociones” como asunto clave de la educación bonaerense, para esto plantea a lxs docentes presentes, casi como si fuera una máxima, la frase “si tu trasero está chato, tu cerebro está chato”. Es interesante contrastar esta afirmación con el paradigma cientificista y biologicista que se le quiere impregnar a la enseñanza y a los aprendizajes, ese pseudocientificismo se derrumba en forma inmediata.

Esta capacitadora, se presenta como “Neurosicoeducadora, Self-Esteem Practitioner, docente de alma y aprendiz eterna”, también sostuvo que los “recreos cerebrales” traen como “beneficio” alumnos más eficientes. Es aquí donde quedan en evidencia: quienes trabajan en las escuelas, quienes día a día desafían las desigualdades que atraviesan los pibes y pibas de la provincia de Buenos Aires, nunca dirán que lo que buscan son alumnos “eficientes”. Ese “beneficio” lo valora quien mide lo que hace en función de rendimiento y costos, de tiempos y gastos. Lxs educadorxs que transitan las escuelas seguramente responderán que buscan alumnos y alumnas solidarixs, comprometidos, que aprendan para transformar las injusticias, que tengan sueños.

El recreo cerebral para los docentes consiste en quitarles la preocupación de llegar a fin de mes, la tarea de pintar el aula o el pizarrón cuando empiecen las clases o de estirar cada día las raciones del comedor porque no alcanza. Nuestrxs pibxs tendrán recreos cerebrales cuando dejen de estar preocupados por trabajar, por comer, por ayudar a las familias, por tener para el colectivo o para comprarse un libro o un juguete.

Gabriel Brener (UnaHur – UBA – ISPJVG)

Gustavo Galli ( UnaHur – SUTEBA)


1 Para ampliar esta información remitirse al Informe ¿Qué hay detrás de las Fundaciones y ONGs Educativas? Las redes de influencia público – privadas en torno a la educación argentina (2015-2018) del Observatorio de las Elites CITRA – UMET – Conicet

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here