La demorada ofensiva contra Ramos Padilla

0
144

Por Alejandro Enrique para Noticias La Insuperable ·

El anuncio oficial llegó más tarde de lo esperado. El pedido de juicio político al Dr. Alejo Ramos Padilla era número puesto. Llamaba la atención que la maquinaría coercitiva del PRO todavía no se hubiese puesto formalmente en marcha al momento de la segunda citación del juez de Dolores al fiscal Stornelli.   Una extraña demora, reñida a todas luces con el manual de procedimientos del aparato macrista. Algo tan extraño como la ausencia de sonrisa reglamentaria en el rostro de un crew  frente a un consumidor exigente en local de comida insalubre.

A pesar de la demora, para no defraudar, el denuesto al magistrado llegó con toda la ornamentación que funcionarios, medios adictos y periodistas venales suelen usar en estos casos. La voz de aura la dio el Germán Garavano, sin pretensiones de originalidad; la repetición del mantra se produjo la víspera del fin de semana: “La actuación de Ramos Padilla parece guiada por fines políticos”, sentenció el ministro para alivio de los adictos a la reiteración. El calvario del síndrome de abstinencia de virtud apolítica debía concluir en algún momento.

Resultado de imagen para german garavano

El comunicado del Ministerio de Justicia  destacaba “manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad y reserva que todo juez debe guardar respecto de las causas que tramitan ante sus estrados y en resguardo de los derechos de las partes involucradas”, un texto a pedir de boca de formalistas ávidos de bizantinazar la causa para relegar sus aspectos fundamentales a la periferia jurídica. Nada peor para la lawfare que tener al equipo de adalides en la picota y a los comunicadores amigos ocupados en redimirse o ajustar sus internas pseudoprofesionales.

La salida al tablado de los saltimbanquis se había postergado en demasía. Cuando los entremeses de Carrió, Oliveto y Alonso en redes sociales ya sabían a poco, mantener en bambalinas a la compañía de Tonelli lucía como un derroche inaceptable. El incentivo de la vuelta de Dujovne con dólares made in FMI ─”frescos”─ para estirar la fuga de capitales  tampoco merecía el desprecio de la inacción en un plano tan sensible a la ficción macrista como es el del show forense. Y ni qué hablar de la posibilidad de que Pichetto se encontrase de nuevo con una papa caliente en el plato de la redención federal.

Resultado de imagen para Pablo tonelli Resultado de imagen para Pichetto y cambiemos

La tapa de la Caja de Pandora que el Dr. Alejo Ramos Padilla va abriendo poco a poco tendrá, como se esperaba, el contrapeso operativo de Cambiemos. En este particular trance no resultará fácil determinar cuántos aliados circunstanciales podrá sumar la alianza gobernante para volatilizar tanto escándalo. Los meandros del caso parecen entrecruzar una jungla salpicada de arenas movedizas.

https://platform.twitter.com/widgets.js

La metodología repetitiva se ha tornado rasgo esencial del macrismo. Resignar el factor sorpresa no le ha reportado hasta ahora pérdidas de eficacia. Desviar, “empiojar” y dilatar son recursos que sin mayores variantes saltan de un plano al otro de acuerdo con las necesidades de la gran impostura. La aparición sorpresiva de colaboradores también ha dejado de producir perplejidad en una opinión pública que, en los últimos tiempos, parece haber sido moldeada para aferrarse más a la seguridad de la reiteración que a criterios elementales de verosimilitud o coherencia.

La acumulación de asuntos pendientes, cabos sueltos y transitorios olvidos, sin embargo, podría ser un límite cercano para el uso de recursos consagrados por su efectividad como infalibles e inmunes al hartazgo de los receptores. Un polvorín bajo la alfombra del living minimalista del cambio.

Resultado de imagen para Caja de Pandora

La punta de un ovillo ─o una Caja de Pandora─ estaría en condiciones de arrastrar hacia los primeros planos todo aquello que atiborra el desván. Del Ara San Juan a las fotocopias de los cuadernos y del caso Maldonado hasta el Plan Belgrano se han ido arrumbando tantos asuntos sensibles con la pretensión de reducirlos a chatarra que la simple amenaza de reciclado produciría un impacto ensordecedor.

La cuenta regresiva hacia octubre está muy avanzada. Sin la exclusividad  del escándalo judicial, los potenciales ases bajo la manga del oficialismo se tornan menos competitivos. La economía es una Espada de Damocles que aterroriza a la población al tiempo que exige a los funcionarios máxima hipocresía. La esperada ofensiva contra el Dr. Ramos Padilla  rompe el silencio mediático en relación al caso D’Alessio. El ataque como la mejor defensa, esta vez, podría dejar al descubierto el revés del tapiz ante el más mínimo traspié.


 

Alenric – @ale_enric

 

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here