A cuatro años de la mentira

0
111

Un día como hoy, pero de 2015, Clarín inauguraba oficialmente la Campaña de la Mentira para sabotear al kirchnerismo en las elecciones

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan

Con la firma del operador periodístico Daniel Santoro, hoy tan complicado por el caso D’Alessio, un día como hoy pero de 2015 el diario Clarín asaltaba las miradas de los argentinos con grandes letras de molde titulando: “Revelan que Garré habría manejado dos cuentas en Irán” para subtitular luego que “Fue luego de ser embajadora en Venezuela” y arrojar, finalmente, la increíble cifra de 48 millones de dólares como el saldo del “robo a los argentinos” oculto en estas cuentas fantasmas.

Los ingredientes para el paladar del gorilaje nacional eran más que sabrosos: la Venezuela chavista, una ministra del riñón K, los iraníes y millones de dólares en un titular que, de tan impactante, dejaba pasar por alto en la sed preeleccionaria el modo condicional del verbo haber.

Con una pobre redacción y con una total carencia de sustento, a lo largo de varios párrafos el “periodista” Daniel Santoro le agrega los condimentos necesarios: así, en la nota aparecen mencionados casi porque sí, Lázaro Báez, el fiscal Nisman, la petrolera PDVSA y Leonardo Fariña, en un entramado que hoy le atribuiríamos, probablemente, al cerebro de Marcelo D’Alessio. La foto de la nota mostraba en un primer plano a Hugo Chávez, “el monstruo”, el abismo hacia el que nos dirigíamos, secundado por Garré y Cristina Kirchner, casi ocultas.

Toda la “denuncia periodística” no tenía más apoyo que “dos fuentes bancarias y documentos consultados por Clarín”. Fuentes que no se especifican y documentos que no se muestran en un artículo que hasta sería un insulto para las fake news. Pero una parte importante del electorado, en ese entonces, quería creer tanto como ahora prefiere ignorar.

Cuarenta y ocho horas más tarde el martes 31 de marzo, Santoro canta falta envido, para ganar con “treinta y tres” en una mano que no muestra y que a ninguno de los periodistas que “querían preguntar” parece interesarles ver: “Máximo sería titular cotitular de dos cuentas secretas”.

Así, el hijo de la presidenta quedaba enlodado por el periodismo militante por “dos fuentes bancarias y documentos a los que accedió Clarín”. Otra vez Venezuela, Garré, 80 millones, Zanini, Nisman, etc., aparecen para condimentar la cena del paladar del argentino al que le gusta que le mientan. Esos nombres y una bonita infografía es todo lo que hizo falta para que millones se dejasen engañar y pongan el voto donde Clarín les dijo que lo hagan.

Tres años y medio después el juez Marcelo Martínez de Giorgi sobreseyó a Máximo Kirchner y Nilda Garré en la causa por las supuestas cuentas offshore afirmando que los hechos investigados denunciados por Clarín “no se cometieron”.

Pero poco importa la verdad cuando el mal ya se hizo. Mucha gente a la que le gusta que le mientan sigue creyendo que “se la robaron toda”; hasta hace apenas unas semanas Daniel Santoro seguía operando en Prime Time como si nada mientras el gobierno que eligió Clarín en las elecciones de 2015 multiplica pobres y vacía estómagos cuando antes te decía que “se puede estar mejor”.

Porque la verdad, así como la razón, no alcanza. Las mentiras siguen estando ahí, en el portal del diario, a la espera de desprevenidos y sin la más mínima leyenda que consigne que solo fueron el producto de una mentira orquestada con fines políticos. Y en este contexto, “el gran diario argentino” viene cocinando los nuevos titulares para indicarte quien debe ser el próximo presidente.

Seguramente te diga que “estamos ganando”.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here