Moyano y aliados presionan a la CGT para definir la fecha del quinto paro general: abril o mayo

0
26

Los gremios industriales de la CGT y la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), más las cámaras de pequeñas y medianas empresas (Apyme), las dos CTA y los movimientos sociales, marcharon por el centro porteño en «defensa del trabajo, la producción y la industria nacional».

La columna de la central obrera se concentró en las inmediaciones de la Plaza Miserere y tienen previsto llegar al Parlamento. Los dos secretarios generales Héctor Daer y Carlos Acuña, algunos integrantes del Consejo Directivo y dirigentes de otros sectores gremiales partieron desde Misiones y Rivadavia, con una gran bandera celeste y blanca con la leyenda: «Unidad, producción y trabajo».

El Fresimona y la 21F que lideran Pablo Moyano se agruparon en Belgrano y Entre Ríos y también se digirieron al Congreso para entregar un proyecto de ley que alivie la situación de las pequeñas y medianas empresas. Acompañaron Cgera y Apyme. Luego, Moyano y sus aliados se dirigirán a la Plaza de Mayo. La CGT, no. Los popes cegetistas se detendrán en la intersección de la Avenida de Mayo y la 9 de Julio, donde luego desconcentrarán.

El triunvirato piquetero conformado por la Corriente Clasista y Combativa(CCC), Barrios de Pie y la CTEP exigieron la sanción de la «emergencia alimentaria» con una movilización propia al Congreso y frente al ministerio de Desarrollo Social.

Las CTA de Hugo Yasky y de Pablo Micheli se sumaron a la convocatoria de la CGT. Ambas centrales se concentraron en la intersección de la avenida Entre Ríos e Hipólito Yrigoyen, para reclamar «la sanción de la emergencia alimentaria y nutricional, la tarifaria, habitacional y ocupacional ante la incontrastable realidad de los índices de indigencia y pobreza». La CTA Autónoma de Perón -por la calle- que lidera Ricardo Peidró adhirió, pero a la distancia y con tropa propia.

El Polo Obrero y otras organizaciones piqueteras anunciaron que marcharon desde el Obelisco hacia la Plaza de Mayo para reclamar un paro activo por 36 horas y plan de lucha «contra el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores».

Además, se registraron concentraciones en Mar del Plata (Avenida Luro e Yrigoyen), Balcarce (Calle 17, esquina 18), Bahía Blanca, La Plata (Plaza Moreno), Tucumán (Plaza Independencia),Catamarca (Plaza 25 de Mayo), Salta (Bs. As y San Martín), Jujuy (Lamadrid y 19 de Abril), Río Cuarto (Plaza central), Rosario (Plaza San Martín), Santa Rosa (9 de Julio y Avellaneda), Beriso-Ensenada (Plaza Moreno), Entre Ríos (Plaza 1° de Mayo), Santiago del Estero (Plazoleta Ramón Carrillo), Corrientes (Plaza Vera), Tierra del Fuego (AV. Belgrano y Av. San Martín) y Mendoza (San Martín y Garibaldi).

Rumbo al paro

El trasfondo de las masivas movilizaciones es la convocatoria al quinto paro general contra la administración de Mauricio Macri. El moyanismo promueve una medida de fuerza antes que termine abril, pero en la CGT hablan de mediados de mayo. La fecha está en discusión, la huelga parecería que no.

Según anticiparon fuentes gremiales a ámbito.com, la semana que viene, el 11 de abril, habrá una convocatoria a las regionales de la CGT para fijar la fecha del paro. También habrá una reunión clave de los sindicatos industriales convocantes para evaluar el 4-A y para propiciar la siguiente medida de fuerza, en las vísperas del Día del Trabajador.

«Las condiciones para un paro están recontradadas, lo que hay que tener es la decisión política de enfrentar a este gobierno, esperamos que los compañeros que conducen el consejo directivo de la CGT tomen nota, y después de la marcha, recapaciten», afirmó el bancario Sergio Palazzo a FM Futurorock. El bancario anunció que si la central no anuncie la fecha, desde la Corriente Federal y el Fresimona tomarán cartas en el asunto.

El docente Hugo Yasky coincidió y abogó por espera a la CGT. «Hay una decisión tomada respecto de convocar en forma inmediata a un paro nacional y espero que esto llegue a involucrar a la CGT. No está definida la fecha, pero tenemos la certeza de que debe ser en abril», indicó Yasky en radio AM 530.

EL titular de la CATT Juan Carlos Schmid aseguró que «hay condiciones para un paro general, pero hay que trabajarlo». El extriunviro pidió“conciliar posiciones con los demás sectores» para lograr una medida contundente.

En tanto, el secretario general de UPCN Andrés Rodríguez consideró » relativa” la realización de la quinta huelga. «Es relativa la realización de un paro porque en algunos casos hay planteos de que se pierden días de trabajo; igualmente, no lo descartamos, pero entrar en la discusión paro sí o paro no, es absurdo», dijo el estatal y secretario adjunto de la CGT.

En el mundo sindical se sabe que la efectividad de un paro lo garantiza la falta de transporte. Por eso, los Moyano apuntan a convencer a Omar Maturano y Roberto Fernández para sumarse a la próxima protesta. El colectivo ya se expresó: «La situación económica que estamos viendo no sé si daría para un paro, prácticamente la mitad del país ya está parado. Uno evalúa muchas cosas, hay mucha gente que necesita el día, a lo mejor el empresario está más contento con que el trabajador no vaya a trabajar. De todas formas un paro está dentro de la posibilidades, cualquier herramienta para defender a los trabajadores es válida».

Marcharon las pymes

Los empresarios PYMES de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) se sumaron a la movilización. “Hoy en un día histórico, los trabajadores y empresarios de las PYMES marchamos juntos para reclamar que se visualicen los problemas que tienen la industria y los trabajadores debido a la política económica dirigida a otros sectores y no al productivo – laboral”, explicó Marcelo Fernández, Presidente de CGERA.

En esta línea, Fernández destacó la importancia de “diseñar un proyecto juntos para que de cara a las elecciones los candidatos vean qué quiere el movimiento obrero y los empresarios, y puedan tener las mejores ideas que saldrán entre la CGT y las organizaciones gremiales, CGERA y las Cámaras que nucleamos”. Además, manifestó que “esta jornada marca un hito, esperamos la sociedad entienda que lo que se reclama no es para un dirigente en especial sino para todo su conjunto”.

Las entidades que convocaron a la marcha presentaron el Proyecto de Ley de Emergencia PYME elaborado en conjunto, que propone declarar la emergencia productiva, económica, financiera y tarifaria de las micro, pequeñas y medianas empresas por el término de 180 días.

Asimismo, entre los artículos que componen al proyecto de ley, se destaca la suspensión de los embargos de la AFIP, y la implementación de una moratoria que condone punitorios e intereses a 60 meses. Además, en el marco de una creciente suba de los costos de los servicios, que hace imposible el desarrollo de la actividad productiva, se propone retrotraer las tarifas al 1 de noviembre de 2017 para los sectores PYMES. Otro punto importante es la suspensión de importaciones de bienes terminados que se produzcan en el país por el período que dura la emergencia. Además, se impulsará la Creación de la Comisión Bicameral de Seguimiento del Comercio Exterior

FUENTE: ÁMBITO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here