La semana de la risa y el olvido

0
15

Por Alejandro Enrique para Noticias La Insuperable ·

La semana transcurre como una fiesta para los detractores de la política. A las miserias, agachadas e inverosímiles amnesias se suman las reacciones de esos actores siempre aludidos como entelequias despersonalizadas, en especial la de los eufóricos “mercados”. El afán por atraer o no espantar potenciales sufragantes trueca en paso de comedia escatológica.

El festín de cotizaciones al alza desatado en el mundillo financiero por el blanqueo de un quintacolumnista del cambio se comentó con interesada alegría pero sin disimulos de suspicacia. La frontera entre analista económico, politólogo y creador de memes desapareció por muchas horas. Al San Pichetto de los Mercados que canonizó en la sátira Onó el Insuperable, sin embargo, no le faltarían circunspectos devotos.

La unidad del campo popular, explícitamente descrita como cata en pocillo de aceites de hígado de bacalao con ricino tardío, por momentos se parece más a una competición masoquista que a la emergencia purificadora de egos. El consenso principal exige, por lo visto hasta la fecha, floreos en Wall Street con fotos y reparto de paños fríos, pero no mucho más.

Seducir a los indecisos a riesgo de provocarles arcadas luce como prioridad. La imagen del naufragio en aguas pútridas cobra fuerza desesperanzadora. El lastre que se acumula en la bodega va desde la reafirmación de la avanzada filibustera porteña suscrita por Larreta y Cortina hasta las expectativas de Dieguito Bossio en el misterioso “poroteo” unionista. Todo suma para la resta.

LibroBoss

Los prolongados silencios que se rompen tienen, para colmo, la fuerza del búmeran que iguala en la fechoría: Pichetto, según Mayans, “ya estaba actuando como un quinta columna dentro del bloque”, además, “hay cosas que hizo que eran inexplicables”, y “En vez de tratar de parar el desastre, ha colaborado con el gobierno de Macri”. Al formoseño indignado o lo entierra la complicidad o lo sepulta el ridículo de la candidez en plena tercera edad.

Y el cajón del escritorio de Gioja ya tendría que estar ardiendo con la carta de Puella, si es que ese oportuno pedido de expulsión de Pichetto del PJ ─que data de 2018─ no fue directo al archivo del laissez fairelaissez passer.

Resultado de imagen para mayans pichetto Resultado de imagen para marcelo puella y gioja Imagen relacionada

Un semestre entero de macripichettismo debería helarle la sangre a cualquier opositor consciente de su deber republicano. En un país con presos políticos, mafias paraestatales, operaciones mediáticas, lawfare a la orden del día y, sobre todo, una causa clave en Dolores, cada hora cuenta como siglos.

https://platform.twitter.com/widgets.js

La crítica ─moderada en grado superlativo, para más inri─ a la conducción económica como única herramienta de confrontación se asemeja mucho a una marcha voluntaria hacia el cadalso. Subestimar la contraofensiva macrista y apoltronarse en las ridiculizaciones fáciles es una temeridad cuando las pujas preelectorales se convierten en espectáculo amplificado para profundizar el sentimiento antipolítico que siempre fortalece a la nueva derecha, herida por la crisis que desató y no puede ocultar pero cómoda con la simbología que impuso sin obstáculos ni resistencias.

Alenric @ale_enric


PicheMass

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here