El mercado de Mensanas y Azules

0
65

Luego de un final de temporada con demasiadas bajas, los dos equipos mendocinos que disputan la segunda categoría del fútbol nacional comenzaron su reconstrucción de cara a la temporada 2019/2020.

Aunque en un principio ambos habían confirmado la continuidad de sus respectivos cuerpos técnicos, durante el receso llegó el mazazo que significó la salida de José María Bianco en el Lobo y de Gabriel Gómez en la Lepra. Luego del desconcierto que generó puertas adentro, ambas dirigencias buscaron calmar ansiedades y comenzaron a renovar sus planteles, que sufrieron demasiadas bajas en las columnas vertebrales de unos y otros.

En el Lobo, 19 jugadores dijeron adiós, tras una temporada que quedará en la retina del hincha por motivos varios, pero principalmente por haber sostenido la categoría en su vuelta a la B Nacional y por haberse quedado con el triunfo en el clásico del Parque. Se fueron los Mondino, los Baldunciel, los Cucchi y los Márquez. Demasiados nombres por recuperar provocaron la salida del Chaucha, molesto frente a la falta de refuerzos.

Ahora, con Diego Pozo al frente del plantel profesional (“Será evaluado tras el partido frente a River”, dijeron). cuatro caras nuevas tienen el plantel y la intención es disputar el duelo por Copa Argentina con juveniles de la entidad más algun otro nombre de jerarquía que pueda sumarse.

La ida de Patricio Cucchi será un hueco difícil de tapar. El delantero fue el goleador del último torneo y ofreció alternativas en ataque como ningún otro jugador.

Mientras, en el Azul, las circunstancias fueron similares. Un cuerpo técnico confirmado que luego eligió irse, una gran cantidad de bajas, con nombres que fueron claves en la pelea por el segundo ascenso durante la pasada temporada, y la incertidumbre sobre a quienes renovar hicieron trabajar, y mucho, a la dirigencia leprosa.

Ahora, con la temporada transitando con absoluta normalidad y con Luciano Theiler al frente del plantel, Independiente Rivadavia incorporó seis refuerzos frente a las diez bajas que tuvo. Sin embargo, ni la dirigencia ni el entrenador están conformes con lo sumado. La intención es encontrar un centrodelantero que les de la jerarquía que ofrecía Mauricio Asenjo, quien retornó a Banfield luego del préstamo. Además, reemplazar a Federico Castro, el jugador más desequilibrante durante la pasada temporada, es el otro objetivo.

Nombres, ofertas y contratos ocupan la agenda de estos días. Es parte de la previa de una temporada que, muchos desean, sea inolvidable.

En agosto arranca el torneo, con nuevo formato

Un torneo con 32 equipos, dividido en dos zonas, donde los equipos no estarían ubicados por zonas geográficas, jugando a 30 fechas y con la posibilidad (sin confirmar) de hacer cruces interzonales. Esa es la idea de la dirigencia para la próxima temporada de la Primera B Nacional. Lo que sí quedó confirmado es que se disputarán dos ascensos a la Superliga de AFA y además habrá cuatro descensos, que no se determinarán por el sistema de promedios, sino que perderán la categoría aquellos equipos que menos puntajes tengan en cada una de las zonas.

El ganador de cada zona disputará la final por el primer ascenso. El que pierda buscará el segundo ascenso desde las semifinales. En cuartos de final jugarán los segundos, terceros y cuartos de cada zona y tres pasarán a semifinales, donde espera el perdedor de la final.

Fuente: losandes.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here