Cayó la oferta de divisas y el dólar pegó el mayor salto en dos meses

0
55

La cotización del dólar tuvo su mayor salto en dos meses y medio y las acciones de la Bolsa porteña sufieron su peor caída desde abril, durante una jornada en la que se combinaron una brusca caída de la oferta de divisas y una mayor liquidez en pesos, producto de la baja de interés que pagan las letras del Banco Central (Leliq).

Ante la escasez de oferta, el billete verde se disparó 56 centavos a $ 43,40. Sucedió en una rueda en la que Hacienda inició una licitación de Letes y Lecap. En paralelo, el Banco Central convalidó la tasa de Leliq más baja desde el 11 de marzo pasado.

En el mercado de cambios mayorista, donde se operaron u$s 700 millones, el dólar subió 80 centavos, a $ 42,40. Operadores dijeron que el alza reflaja la falta de liquidez del mercado. «ccon sólo u$s 27 millones operados sobre el cierre, la divisa subió 40 centavos», señalaron.

Con menos liquidación de agrodólares, el mercado no encontró vendedores de la divisa. Justo el día en que la licitación de Leliq dejó un sobrante de $ 24.426 millones.

Además, aparecieron órdenes de compra destinadas a atender obligaciones con el exterior y a cubrir inversiones en moneda extranjera.

En un intento por aprovechar el buen momento por el que atraviesan los activos argentinos, el Ministerio de Hacienda decidió ampliar las licitaciones de letras en el mercado local. Ofrece u$s 900 millones de Letes y $ 80.000 millones en Letras del Tesoro Capitalizables (Lecap).

El Banco Central convalidó, además, una baja de tasas de las Letras de Liquidez (Leliq) de 18 puntos básicos, al finalizar en un promedio de 58,833 por ciento para un total adjudicado de $ 186.366 millones.

Las reservas internacionales del Banco Central finalizaron en u$s 63.559 millones, u$s 133 millones por debajo del registro del viernes último.

En medio del fuerte rebote del dólar, la Bolsa porteña sufrió ayer su peor caída en 11 semanas ante la aceleración de previsibles tomas de utilidades, tras haber alcanzado la semana pasada niveles máximos históricos, pese a que el riesgo país volvía a mínimos de casi 4 meses.

El referencial accionario S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (Byma) cayó un 3,5 por ciento, a 41.938 unidades, luego de marcar la semana pasada un nivel máximo histórico de 43.292,62 unidades.

«Por un lado, el mercado estaba pidiendo cierta actualización de la divisa, un tanto rezagada en las últimas semanas. Por otra, la baja inducida por el Banco Central en la tasa de interés fue un factor determinante para justificar la abrupta disminución de la oferta de dólares», explicó un analista del mercado.

El analista Eduardo Fernández, de Rava, dijo que la semana se inició con «elevadas pérdidas para el segmento de renta variable local». La causa fue «la importante suba que experimentó la divisa norteamericana», evaluó.

Para el especialista «es probable» que este despertar del billete tenga que ver con las cercanías de las Paso. «Por algo en el ambiente se comentaba que algunos inversores decidieron cerrar posiciones del carry trade, y pasarse a moneda dura», comentó.

La consultora VatNet Research incluyó entre los factores que indujeron al derrumbe la «noticia bursátil» sobre el posible retiro de dos importantes cotizantes: Petrobras y Tenaris. «Las mismas habían pasado al panel general a pesar de su relativamente elevado volumen de negociación, ante el requisito de S&P sobre que el índice local representara solamente a las compañías locales», dijo.

El panorama de bonos de la deuda fue el inverso. Las subas en el segmento de renta fija llevaron a otra caída del riesgo país argentino, que volvía a sus niveles mínimos desde finales de marzo. El índice medido por el banco JP Morgan caía 11 unidades a 768 puntos básicos, frente a los 1.014 puntos intradiarios anotados a comienzos de junio.

Cristofani pide tasas altas

El presidente del Banco Santander, Enrique Cristofani, reclamó que “pagarle al ahorrista de mínimo la inflación” se convierta en una política de Estado. Cristofani habló en la inauguración de la nueva sede corporativa del banco, a la que asistió el presidente Mauricio Macri, y se pronunció a favor de mantener elevadas las tasas de interés para recuperar el ahorro en pesos. “En la actualidad, los argentinos tienen activos financieros en dólares que representan el 40% PBI, unos 200.000 millones de dólares, en cambio tienen sus activos en pesos, por el equivalente al 3% del PBI. Este comportamiento ha sido racional porque necesitamos pagarles más en pesos”, explicó el ejecutivo.

Fuente: lacapital.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here